PRIEGO

Localización

Historia

Semana Santa

Monumentos

Personajes

Imágenes

 

PRIEGO
Historia
Aún coservándose restos que señalan la existencia de núcleos de población en la zona de época prehistórica, del Paleolítico Medio, hemos de situar el verdadero origen del actual Priego en la época musulmana, encontrándose datos relativos a su ocupación que datan del 745, al mando de Abbur-Jattar.
Ziris, almohades y almorávides poblaron de forma sucesiva la localidad. En esta época se conoció la ciudad con el nombre de Medina Bahiga, siendo capital de provincia musulmana, lo que nos habla bien a las claras de la importancia que tuvo en ese entonces. Son varias las construcciones defensivas que circundan la zona y que proceden de esta fase histórica.
Después de participar activamente en las guerrillas sostenidas entre los emires cordobeses, será en el año 1226 cuando Fernando III la incorpore a la zona cristiana, si bien la anexión no fue definitiva y así, entregada a la orden de Calatraba, una mala administración hizo que Priego volviera a poder árabe al poco tiempo, siendo definitivamente reincorporada al reino castellano en el año 1341 por mano de Alfonso XI.

La corona entregará el territorio a Gonzalo Fernández de Córdoba, señor de la Casa de Aguilar, allá por el 1370, no siendo hasta la época de los Reyes Católicos cuando se nombra al primer marqués de Priego, D. Pedro Fernandez de Córdoba (1502). Este titulo señorial y la Casa de Aguilar se integrarían en el siglo XVIII en la Casa de Medinaceli.De este periodo datan varios de los monumentos más importantes que se conservan en la actualidad, tal como la Iglesia de San Francisco o las Carnicerias Reales.

Otro hito importante en la vida de la localidad se vuelve a producir con la expulsión de los moriscos, por orden de Felipe IV en el siglo XVII.Hablan las crónicas que vivían por aquel entonces en Priego unos 3000 de éstos, dedicados en su mayoría a labores agrarias, esto traería malas consecuencias para la economía local que vio como parte de sus campos eran abandonados a su suerte. De esta centuria datan fuertes epidemias de peste que asolan la población en los años 1650 y 1680.

El siglo XVIII sería, sin embargo, el que más huella dejaría en Priego. Fruto del esplendor económico de la comarca, gracias a una floreciente industria textil (su tafetán y terciopelo serán bien conocidos en toda la península, Francia y América), Priego atraerá a artistas que dejarán un vivo testimonio en múltiples edificaciones como las iglesias de la Asunción o Nuestra señora de las Angustias y convirtiendo la localidad en la cuna del arte barroco cordobés.
A un siglo de esplendor habría de seguir uno de triste recuerdo, afectado por las circunstancias nacionales, la del 19 será una mala centuria, comenzando por la invasión francesa y las sucesivas convulsiones políticas que asolaron el país. En este entonces surgirán muchas de las pedanías de origen agrario que hoy conforman el mapa territorial del municipio. A finales de este siglo, y en pago a la adhesión a la monarquía, Alfonso XII otorgará el titulo de ciudad a Priego (1882).
Durante el siglo XX la localidad conocerá igualmente épocas de bienestar económico y de decadencia, asi en la decada de los 20 volverá a resurgir en Priego una fuerte industria textil que caerá en declive en los 60, época de emigración para buen número de los paisanos prieguenses.
Hoy por hoy Priego de Córdoba es un municipio con más de 22.000 habitantes dedicados en su mayoría a la actividad agrícola y a la manofactura textil que se desarrolla en pequeños talleres esparcidos por todo el núcleo urbano de Priego y sus aldeas, mientras tanto cuenta con una actividad turística en pleno proceso de despegue y con grandes posibilidades de convertirse en un nuevo e importante motor de desarrollo.

¡NUEVO!

Compra express
Gráficos de soluciones

depriego.com

c/Carrera de Álvarez 8, Priego de Córdoba (Córdoba). Todos los derechos reservados
contacto